¿QUÉ ES LA TERMOGRAFÍA?
La termografía es una técnica que nos permite ver la radiación térmica de cualquier elemento sin necesidad de contacto directo con su superficie.
La cámara termográfica convierte esa radiación térmica en una imagen de la que posteriormente extraemos información sobre la temperatura.

La imagen generada por esta cámara se llama termograma y lleva consigo información térmica que podemos analizar con posterioridad y realizar informes muy completos con software específico.

Absolutamente todos los objetos emiten radiación térmica desde el cero absoluto (-273ºC) por pequeña que sea y mediante las cámaras termográficas somos capaces de ver esta radiación. Gracias a nuestra formación y amplia experiencia podemos interpretar y analizar esos datos para obtener una información muy valiosa y única respecto al estado real de nuestra vivienda.

TERMOGRAFÍA Y AHORRO
Gracias al diagnóstico de la termografía vamos al problema concreto, nos podemos olvidar de esas obras de reforma en las que aparece el mismo problema una y otra vez.
REFORMAS EFICACES
Gracias a la termografía se realiza una reforma totalmente dirigida al problema por lo que el ahorro es inmediato, no tendremos que gastar ni un céntimo más porque el problema estará solucionado completamente, nada de parches ni soluciones rápidas.
AHORRO ENERGÉTICO
Gracias a la termografía conseguimos un ahorro directo en nuestro consumo de energía, inmediatamente después de solucionar el problema podemos ver la diferencia, gracias a la termografía y a unos buenos hábitos podrás conseguir un ahorro muy importante.
¿CÓMO AUMENTA LA TERMOGRAFÍA EL VALOR DE MI VIVIENDA?

Un buen estudio termográfico aporta más valor a tu vivienda. Conseguir una buena eficiencia energética es algo que garantiza una vivienda libre de gastos extras en energía y libre de una costosa hipoteca energética.

A la hora de vender una vivienda es un valor añadido, con un estudio termográfico estás dando la garantía de que tu vivienda está libre de problemas que te hacen derrochar energía, contaminar el aire, perjudicar tu salud e incrementar innecesariamente la factura energética.

TERMOGRAFÍA Y AHORRO
Gracias al diagnóstico de la termografía vamos al problema concreto, nos podemos olvidar de esas obras de reforma en las que aparece el mismo problema una y otra vez.